La Constituci贸n espa帽ola de 1978, es la norma suprema de Espa帽a a la que est谩n sometidos todos los poderes p煤blicos y los ciudadanos. Es una norma de obligado cumplimiento para todos y la que recoge en su t铆tulo I Los Derechos y Deberes Fundamentales que han de regir el comportamiento de todos los espa帽oles.

Establece en su articulado un mecanismo especial de protecci贸n de dichos derechos que son invulnerables.

En su art铆culo 50 regula un derecho fundamental para las personas mayores 鈥︹ Los poderes p煤blicos garantizar谩n, mediante pensiones adecuadas y peri贸dicamente actualizadas, la suficiencia econ贸mica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promover谩n su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atender谩n sus problemas espec铆ficos de salud, vivienda, cultura y ocio.鈥

Independientemente de desarrollar con minuciosidad el contenido de este art铆culo, se me impone desarrollar en este art铆culo cu谩l es el mecanismo de protecci贸n de estos derechos a nivel internacional y nacional.

A nivel internacional existen convenios que instrumentalizan la protecci贸n de los Derechos Humanos entre los que est谩n incluidos los derechos de las personas que han pasado a formar parte de la denominada tercera edad. Para poder denunciar a nivel internacional la violaci贸n de estos derechos, es imprescindible primero agotar la v铆a judicial espa帽ola.

A nivel nacional, la propia Constituci贸n espa帽ola establece tres mecanismos de protecci贸n:

1.- La instituci贸n del Defensor del Pueblo art铆culo 54 de la CE de 1978. El Defensor del Pueblo es el Alto Comisionado de las Cortes Generales encargado de defender los derechos fundamentales y las libertades p煤blicas de los ciudadanos mediante la supervisi贸n de la actividad de las administraciones p煤blicas espa帽olas.

2.- La prohibici贸n de regulaci贸n de estos derechos fundamentales a trav茅s de Decretos-leyes (Es la normativa cuya competencia est谩 en poder del gobierno de la naci贸n). La regulaci贸n normativa de estos derechos y deberes fundamentales ha de hacerse s贸lo por Ley (art 53.1 CE) aprobada en Las Cortes Espa帽olas.

3.- Como garant铆a de las libertades y derechos fundamentales el art铆culo 53.3 de la CE establece el reconocimiento, el respeto y la protecci贸n de los principios rectores de la pol铆tica social y econ贸mica que deber谩n ser tenidos en cuenta por la ley que los desarrolle, por la pr谩ctica judicial y por la actuaci贸n de los poderes p煤blicos.

Desde la entrada en vigor de la Constituci贸n Espa帽ola de 1978, no existe una ley integral que recoja los derechos de los mayores y sus medidas de protecci贸n espec铆ficas. Algunos de estos derechos est谩n recogidos en leyes espec铆ficas y otros est谩n sin desarrollar.

Las diferentes fuerzas sociales est谩n reclamando una 鈥淟ey integral de Derechos de las Personas Mayores鈥 que garantice una protecci贸n en todos y cada uno de los 谩mbitos de su vida: social, econ贸mico, salud, vivienda, jur铆dico, cultural y ocio.

Esta regulaci贸n permitir铆a una mayor protecci贸n en el ejercicio de estos derechos, la no discriminaci贸n por raz贸n de edad, igualdad de oportunidad y atenci贸n a las situaciones de mayor vulnerabilidad y la participaci贸n activa de los mayores en todos los 谩mbitos de su vida.