En nuestro artículo de 31 de diciembre de 2021 hablábamos de la diferencia entre el Testamento Ordinario y el Testamento Vital o Documento de Instrucciones Previas. Ahora damos un paso más y te informamos sobre qué instrucciones puedes dar en este documento para cuando no tengas capacidad de decidir y quieres que se cumplan tus instrucciones.

La ley que regula el documento de instrucciones previas a nivel nacional es la Ley 41/2002 de 14 de noviembre básica reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

En esta disposición legal no está definido cuál es el contenido del Testamento Vital o Documento de Instrucciones previas. No obstante, cada Comunidad Autónoma ha decidido regular cuál puede ser el contenido del Testamento Vital.

En el caso de la Comunidad de Madrid, est√° desarrollado en la Ley 3/2005 de 23 de mayo por la que se regula el ejercicio del derecho a formular instrucciones previas en el √°mbito sanitario y se crea el registro correspondiente.

En el artículo 6 de dicho cuerpo legal se establece que “la manifestación anticipada de los deseos puede referirse a :

  1. Los cuidados o tratamientos m√©dicos que la persona quiere o no recibir. Es decir, si el otorgante quiere o no que le administren cuidados m√©dicos, tratamientos quir√ļrgicos, medicamentos y calmantes ‚Ķ
  2. Llegado el fallecimiento, el destino que se quiere dar a su cuerpo o a sus √≥rganos o piezas anat√≥micas. Si desea donar su cuerpo u √≥rganos en concreto con finalidad terap√©utica, docente o de investigaci√≥n.
  3. En caso de situaciones críticas vitales e irreversibles respecto a la vida, puede declarar que se evite su sufrimiento aplicando medidas paliativas o que no se prolongue su vida artificialmente por medio de tecnologías y tratamientos desproporcionados o extraordinarios.
  4. Previsiones relativas a intervenciones médicas que se desea recibir o las que no se desea recibir.
  5. Si se quiere someter el cuerpo a tratamientos experimentales.
  6. Manifestar si no se quiere ser informado en los supuestos de diagnóstico fatal. En este caso el otorgante podrá designar una o varias personas a las que el médico pueda informar de la situación crítica del paciente.
  7. Dar instrucciones para que el paciente pueda estar acompa√Īado en la intimidad en los momentos cercanos al √©xitus y a que los acompa√Īantes reciban el trato apropiado a las circunstancias.
  8. Expresar si deseas o no recibir asistencia religiosa.
  9. Si se quiere ser enterrado o incinerado.
  10. Prestación de ayuda a morir.
  11. Nombrar un representante.
  12. Asimismo, se podr√° designar un representante para que, llegado el caso, le represente ante el equipo sanitario.
  13. Cualquier consideraci√≥n del inter√©s del paciente, siempre que no sea contraria a las leyes ni a la buena pr√°ctica cl√≠nica.

Como siempre, nos ponemos a tu disposición para que hagas una previsión acorde con tu voluntad para el caso de que no puedas tomar decisiones por ti mismo/a en esta materia.